Comenzó haciendo papeles pequeños en el teatro Cervantes, pero con su voz privilegiada ganó popularidad en los radioteatros, con actores como Oscar Casco, Eduardo Rudy y Fernando Siro. Las novelas eran de Nené Cascallar y luego de Alberto Migré.

Fue la abuela de Andrea del Boca en Celeste y una magnífica malvada en las producciones de Cris Morena. Participó en comedias como La niñera, El patrón de la vereda y fue la loca madre de Mercedes Morán en Socias. También volvió al teatro con Rodolfo Bebán en El último encuentro.

Fue una de las actrices más elegantes y exquisitas de nuestro medio, un verdadero lujo.

Responder

  • (no será publicado)