El bajista y guitarrista Osvaldo «Bocón» Frascino, ex integrante de bandas legendarias del rock nacional como Pescado Rabioso y Engranaje, murió en esta capital a los 69 años de edad mientras aguardaba un transplante de hígado.

Nacido el 5 de noviembre de 1950, a fines de la década siguiente Frascino era habitué de una de las versiones de «La Cueva», el sótano considerado como la cuna del rock nacional y frecuentado por sus pioneros, como Moris, Litto Nebbia, Pappo, y Billy Bond, entre otros.

Junto a Pappo, Bocón formó parte como guitarrista de Engranaje, una banda que se completaba con el bajista Tito La Rosa y el baterista Horacio «Droopy» Gianello, más tarde integrante de Arco Iris junto a Gustavo Santaolalla.

Su momento de mayor popularidad Frascino lo vivió como bajista de la primera formación de Pescado Rabioso junto a Luis Alberto Spinetta y el baterista Black Amaya.

Con ese trío grabó el disco «Desatormentándonos» y participó de la composición de «El monstruo de la laguna» junto a Luis Alberto Spinetta, con quien también compuso otros clásicos del rock nacional como «Me gusta ese tajo» y «Dulce 3 nocturno».

Justamente Spinetta fue quien lo volvió a poner frente al público masivo cuando lo invitó a participar de sus recordado concierto de «Las Bandas Eternas» en el estadio de Vélez.

Desde hace unos meses estaba esperando un trasplante de hígado y hace unos días había estado internado en una clínica tras agravarse su estado de salud durante la cuarentena.

Responder

  • (no será publicado)