“Alimento a base de yogurt”, “producto lácteo”, “alimento lácteo”, “aderezo a base de queso procesado”, leches 3%, 2%, 1% y 0%, que se ofrecen como “clásica, más liviana, liviana y menos calorías”. Tales las nuevas ofertas con que los consumidores se encuentran en las góndolas de los supermercados al momento de comprar leche, un alimento básico en la alimentación.

Así, mientras algunos supermercados limitan la venta de segundas marcas a no más de un sachet por persona, las empresas lácteas venden leche ¿que no es leche?

En las redes sociales, mucho eco se hicieron de esto los consumidores, que con fotos de los diferentes productos comenzaron a alertar sobre el incremento en la oferta de estos productos en los últimos meses. Se da en alimentos lácteos que supuestamente suplen a yogures, leches, leches chocolatadas o quesos, pero que no lo son. En su presentación no se advierte claramente a los consumidores que están comprando otra cosa.

Responder

  • (no será publicado)