Daniela Trezzi, quien se desempañaba como enfermera en un hospital de la región de Lombardía, en Italia, y se había contagiado coronavirus, se suicidó por temor a infectar a sus pacientes.

La mujer, de 34 años, trabajaba en el Hospital San Gerardo, en la ciudad de Monza, y sufría mucho estrés y estaba en su casa porque se sentía enferma, señalaron las autoridades italianas.

«Expresamos nuestro dolor y consternación ante la noticia de una joven colega. Los 450, 000 profesionales presentes en Italia se agrupan y se unen fuertemente alrededor de familiares, amigos y colegas», expresó la Federación Nacional de Órdenes de Profesión de Enfermería.

Según la Federación, a Trezzi le había dado positivo el test de Covid-19 y, a causa de eso, «había estado viviendo con mucho estrés por el miedo a infectar a otros».

Responder

  • (no será publicado)