Las condiciones financieras de la economía argentina mejoraron «notablemente» durante diciembre, pero aún continúan en zona de «estrés severo» por los coletazos de la crisis cambiaria, de acuerdo con un informe.

El Índice de Condiciones Financieras (ICF), que mensualmente elabora el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), reflejó durante el último mes de 2019 una mejora «notable» y acumuló su tercera suba mensual consecutiva, de la mano del buen desempeño de las condiciones locales, en tanto las externas contribuyeron al repunte, pero en menor medida.

Así, las condiciones financieras continuaron en la senda de la recuperación, aunque permanecieron aún en zona de «estrés severo», de acuerdo con el documento.

Responder

  • (no será publicado)