Trenes Argentinos Cargas, la empresa estatal dependiente del Ministerio de Transporte, lanzó la licitación para rehabilitar la circulación del ramal Laboulaye-Retiro de la Línea San Martín, traza que atraviesa el valle de inundación de la laguna La Picasa, ubicada en el departamento General López en el sur de Santa Fe. En 2015 el terraplén de vías construido en 2008 quedó tapado por agua e inhabilitado para circular.

Gracias a esta obra, que según anunció el gobierno nacional, iniciará en noviembre y finalizará en mayo de 2020, el tren de cargas volverá a conectar la región de Cuyo con los principales puertos del país, en Rosario y el Cordón Industrial. De este modo volverá a hacer su recorrido original entre la ciudad cordobesa de Laboulaye y Junín, en la provincia de Buenos Aires, y retomará el tiempo original de circulación de ocho horas, en lugar de las 24 que insume actualmente el paso por la vía secundaria.

Debido a las reiteradas inundaciones, la Línea San Martín sufrió cortes y demoras y finalmente quedó inhabilitada para operar en el tramo comprendido entre Laboulaye y Junín, por lo que debió tomar una vía alternativa al llegar a la localidad de Laboulaye y, desde allí, circunvalar la laguna, pasando por las localidades de Melincué y Hughes hasta llegar a Junín, donde retoma la traza troncal para arribar a Alianza, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Como consecuencia de este desvío, la línea tiene que recorrer 333 kilómetros y suma 24 horas de viaje con 10 parejas de conductores.

Con la reactivación del tramo original, es decir desde Laboulaye hasta Junín de manera directa, se reducirá la distancia a la mitad, se bajará el tiempo de viaje a ocho horas y sólo se requerirán tres parejas de conductores.

El inicio de la obra se logró gracias a los manejos hidráulicos realizados que permitieron que el nivel de agua baje hasta alcanzar la cota del pedraplén ferroviario. Los trabajos contemplan el tratamiento de la plataforma, acondicionando el pedraplén mediante el relleno de balasto hasta el nivel; el desarme y armado de la vía; el reemplazo de la totalidad de fijaciones y del 10 por ciento de los durmientes y rieles; el mecanizado de vía y el tratamiento del puente.

La empresa

En el marco del proceso de recuperación de los trenes de carga argentinos que está ejecutando el Ministerio de Transporte, la Línea San Martín ya cuenta con 67 locomotoras y 1.950 vagones nuevos en operación. Según un informe del Ministerio de Transporte “gracias a eso, los volúmenes de toneladas transportadas continúan creciendo mes a mes. Con 284.680 toneladas trasladadas en julio, la línea alcanzó un incremento del 83 por ciento con respecto al mismo período de 2015, y un acumulado anual de 1.596.687, lo que representa un 63 por ciento más que en 2015”.

Según consignaron fuentes del mismo ministerio, durante la última cumbre del G-20 se firmó un acuerdo comercial con la empresa china CRCC para la renovación de la Línea San Martín. De esta manera se recuperarán 1.020 kilómetros de vías, generando 3.800 puestos de trabajo. La misma demandará una inversión de 1.089 millones de dólares.

El 20 de Noviembre de 2008, después de dos años de obras, se recuperó el tráfico de trenes en la Línea San Martín, gracias a la construcción de un pedraplén de 16 kilómetros que pasa sobre la laguna La Picasa. Este trabajo constituyó la recuperación del tráfico de cargas directas entre Retiro y Mendoza y abrió la posibilidad del regreso del tren de pasajeros.

El 30 de Diciembre de 2009 corrió el primer tren de pasajeros de forma excepcional en el marco de la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia (entre Retiro y Mendoza) utilizando el Pedraplén de La Picasa. La formación atravesó la laguna a 110 kilómetros por hora. En agosto de 2015 una nueva inundación, como tantas ocurridas anteriormente sumergió las ilusiones de los operadores de la vinculación ferroviaria.(La Picasa)

Responder

  • (no será publicado)