En horas de la mañana, el Frente de Izquierda Unidad de San Nicolás concentró en la esquina del Banco Provincia, Mitre y Urquiza, realizando una volanteada para repudiar el arribo del Fondo Monetario Internacional a nuestro país, y el pago de la deuda en su totalidad.

Federico Berg, excandidato a intendente por la ciudad y referente del partido de los trabajadores, expresó: “La deuda tiene por objetivo reforzar el nivel de sometimiento de nuestro país a los preceptos del Fondo. Rechazamos las negociaciones del Gobierno y de sus aliados que quieren convalidar una deuda ilegal y fraudulenta”.

En línea con los dictados del Fondo y de los acreedores internacionales, el gobierno de Alberto Fernández aprobó en el Congreso, con la única oposición del Frente de Izquierda Unidad, la Ley de Deuda Pública.

Para el FIT esto significó un “cheque en blanco para poder reestructurar la deuda y pagarla. Aunque algunos sectores del oficialismo se pronuncien por la investigación, en los hechos ya la legitimaron. Las direcciones sindicales burocráticas de la CGT y la CTA, junto con los movimientos sociales cooptados al Estado, han establecido su solidaridad con el rumbo del Gobierno, convalidando que el salario sea variable de ajuste. La deuda es impagable, ilegitima y fraudulenta”, marcaron.

Primera marcha nacional

Por estos motivos el pasado miércoles hubo dos expresiones muy diferentes entre sí. Por un lado sectores afines al Gobierno marcharon en contra del Fondo para concentrarse en Plaza Congreso de la Nación. Por otro lado, el trotskismo con los partidos políticos de izquierda más radical realizaron un acto en la 9 de julio y Avenida de Mayo otra, cuya perspectiva es de “enfrentamiento claro a esos especuladores y saqueadores del pueblo para poner los grandes recursos nacionales al servicio de las necesidades del pueblo trabajador y de los sectores populares y no de los banqueros”.

Así fue que durante la jornada, bajo la consigna “Fuera FMI de Argentina y de toda América Latina”, espacios como el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialista (PTS), Izquierda Socialista y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), entre otros, dijeron: “No al pacto del Gobierno y el FMI para pagar la deuda a costa de los trabajadores, salud y educación”.“La deuda se pagará a costa del hambre del pueblo”, denunció Federico Berg, en diálogo con EL NORTE. El escrito que repartían denunciaba: “Las organizaciones kirchneristas ahora dicen que quieren investigar, pero van a pagar igual. Por eso, votaron la ley. La única fuerza que se opuso fue la del FIT-UNIDAD porque somos los únicos que no queremos que esta deuda sea cancelada a costa de los salarios de trabajadores y jubilados”.

Además, apuntaron contra los gremios: “Que los sindicatos como SUTEBA, ATE y las centrales sindicales dejen de bancar al Gobierno y se pongan a la cabeza de enfrentar este ajuste”.

Respecto a la Ley de Deuda Pública, dijeron: “La visita del Fondo Monetario Internacional a la Argentina y las reuniones con el Gobierno tienen un objetivo claro: imponer las condiciones de ajuste sobre los trabajadores que hagan viable el pago a la banca y a los usureros internacionales. El Gobierno ha convalidado la totalidad de la deuda fraudulenta. Pactaron con Cambiemos y los bloques en el Congreso otorgándole superpoderes para realizar el pago con el FMI y los acreedores. Alberto Fernández condiciona toda su política al pago de esta deuda. Para garantizarlo eliminaron la movilidad jubilatoria, condenando a millones de jubilados a aumentos por debajo de la inflación. Promueven un golpe a los salarios, con la complicidad de la burocracia sindical, suspendiendo las paritarias y otorgando sumas fijas de aumento que dejan los salarios en niveles de miseria. Para los desocupados, no se abre la inscripción a los programas sociales y el hambre se profundiza en los barrios. No hay siquiera un presupuesto votado en educación ni salud, atándolos a los vueltos de los pagos a los banqueros y sus exigencias”.

En materia internacional, acusan que “en nombre de ganar el apoyo de Trump, Merkel o Macrón, Alberto Fernández convalida los planes de guerra criminales del imperialismo y el sionismo en medio oriente”. El gobernador Axel Kicillof no se salvó de las críticas de la izquierda: “En la provincia de Buenos Aires, Kicillof reculó vergonzosamente pagando la totalidad de los bonos de la provincia. Lo que se ve con claridad es que el pago de la deuda es incompatible con las aspiraciones populares a garantizar el derecho al trabajo, al salario en base a la canasta familiar y el reclamo por el 82% móvil para las jubilaciones”.

Responder

  • (no será publicado)